domingo, 31 de agosto de 2014

tercera semana completa! - La Cara de la Anorexia


Ni yo me la creo todavía, pero hoy he concluido mi tercera semana "a dieta" (porque en realidad no es dieta jaja)

No me he dado ningún atracón y no he ayunado *vómito de arcoiris*

Igual, tengo que reconocer que sigo teniendo ansiedad, pero es distinto, es más controlable. La ansiedad nunca es algo agradable xd pero al menos hasta ahora los pocos días en los que que me he excedido con la comida (han sido dos en dos semanas) no he sobrepasado los límites - llámense; azúcar, comida chatarra, frituras, etc, etc, etc.

El próximo domingo termina el primer período, el de las primeras cuatro semanas, y... voy a pesarme

Lo he evitado lo más posible, pero tengo que enfrentarme a mi peso en algún momento, lo quiera o no. Quise esperar para tener algo más de estabilidad mental, para estar segura de que cuando me pese no vaya a volverme loca ni a ponerme a comer sin control, o ponerme a ayunar.


Así que bueno, estoy motivada y emocionada por ver si de verdad empiezo a notar cambios en mi cuerpo a las 4 semanas jaja... Y tengo curiosidad por conocer mi peso. 


---


Quería contarles una experiencia que tuve en el hospital. Es un poco fuerte, así que si no quieren sentirse gatilladas quizás sea mejor que no la lean.

Hoy fui a ver a mi papá (que está hospitalizado por varias cosas, principalmente insuficiencia renal). Está en la UCI que es en Chile donde tienen a los pacientes que están graves.

(Para que no se preocupen les cuento que él dentro de su gravedad está estable)

Mi papa me pidió que le sacara un pedazo de confort de un dispensador que estaba en la pared y tenía una ventanita al box de al lado, no pude evitar mirar (soy un poco sapa) y la imagen me dio escalofríos instantáneos. En la pieza del lado había una niña raquítica, tan delgada que bastaba con ver su cara para saberlo de inmediato. Ella tenía la cara de la anorexia.

Quizás mi reacción fue exagerada pero se me llevaron los ojos de lágrimas y se me pusieron los pelos de punta. Le pregunté a mi papa si conocía un poco a los "vecinos", me dijo que a un lado había un caballero operado del corazón y al otro una niña internada por anorexia.

Tiene 21 años y pesa 38 kilos.

Nunca había visto en persona a alguien que llegara a ese extremo, y créanme chiquillas, que es muy distinto a verlo en fotos. Quise hablar con ella, acercarme, abrazarla... Pero no tuve el valor para hacerlo. Pero nos miramos a los ojos por unos segundos. 

¿Cómo llegaste ahí? 

En ese momento me di cuenta de muchas cosas: sí, tengo desórdenes alimenticios. Mi mente sigue distorsionada ¿y saben por qué? 

Porque siendo completamente honesta, no pude evitar que una pequeña, alterada y enferma parte de mí la admirara. Cuando la miré a los ojos, la miré con pena, miedo, comprensión, y sí, un poco de admiración. Teniendo perfectamente claro que eso no es admirable. 

Pero yo no quiero seguir siendo así. En mi cerebro hay una guerra constante: la anoréxica desesperada por bajar el número de calorías, la bulímica, desesperada por tragar todo lo que se cruza por delante, y yo (¿yo?), tratando de tener todo en orden y bajo control. Y las tres somos la misma persona - obvio.

Y esa niña... verla fue un recordatorio de lo que no tengo que hacer, de lo que no tenemos que hacer. De una habitación a otra había dos polos opuestos. Ella internada por no comer, y mi papá porque comer demasiado lo dejó así. Y no quiero ser ninguno de los dos.

Chiquillas, no sé que más agregar, sólo que de todo corazón espero que ella se recupere, y si por alguna loca razón de la vida llegase a leer esto... Me gustaría que lo supiera. Que deseo que recupere su vida...

Y nosotras tenemos que estar agradecidas de lo que tenemos y luchar cada día por querernos.


Se despide, lista para su cuarta semana,
Mura





PD: ANDY, SIGO QUE ESPERANDO QUE ME HABLES POR WHATSAPP!!!!!!!! No tengo cómo contactarte :(



7 comentarios:

  1. Creo que siempre quedará un poco de la anorexia en ti, en mí, en todas las que vivimos por aquí. Es algo que siempre está, si no es por nuestra mentalidad insegura, será por la presión social. Hazte a la idea de que siempre habrá alguna pequeña parte de ti que tire hacia ese lado (y luego la bulímica que corra hacia el extremo opuesto).
    Lo importante, lo esencial, pero también lo difícil, es el equilibrio.
    A mí personalmente me costó muchísimo aceptar que para estar más delgada voy a ganar peso, es algo que a día de hoy aún no acepto, sobre todo si cada +100g me suponen un fracaso (no sólo porque yo lo piense, ¿quién te felicita por ganar peso?)
    Me alegro muchísimo que estés siendo más equilibrada con las comidas, darte caprichitos cada x tiempo es algo sano, pero creo que a mí me funciona mejor darme un día atracón para saciar a la 'Buli' que tengo dentro.
    Que tengas una buena 4º semana, ¡besotes!

    ResponderEliminar
  2. Que fuerte! bueno voy por orden, me alegro que no te hayas atracado ni ayunado, parece que vas bien, sigue asi.
    Segundo, espero que tu papa mejore, y lo de esta chica, me deja sin palabras. Es enfermo pero creo que tambien una parte de mi habria querido estar asi. Pero la realidad es que esta internada, muy enferma y no hay que llegar a ese punto para poner un "pare" y apreciar lo que tenemos y no dejarnos caer. No la conozco pero ojala salga adelante, me conmovio tu entrada
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Eres una persona increíble! realmente te admiro!! Y bueno, lo de la chica creo que hablé contigo de eso.. debe ser fuerte, pensaba en que tenía mi misma edad y se ha perdido de cosas realmente hermosas, al igual que nosotras por estar así, en este "estado", un abrazo enorme!! te quiero!

    ResponderEliminar
  4. Antes que nada muchísimas felicidades por como vas :D
    éxito en esta nueva última semana del primer mes ñ.ñ
    espero tu papá mejore pronto .. que tiene en concreto?
    lo de esa chica, tambien me siento como tú .. es una admiración extraña, pero lo importante es que ya sabes distinguir y eres consciente de que son pensamientos enfermos, creo como dice nigthtingale que siempre habrá al menos una pequeña partecita así dentro de nosotros que habrá que ignorar y no prestar demasiada atención .. igual espero que se mejore y le deseo de todo corazón que logre ser feliz, así como quiero lo hagamos todas acá
    gracias por la entrada Mura, haces pensar las cosas tal y como son, yo tampoco quiero caer en extremos, son tentadores es raro .. pero sé que están mal y hace mucho decidí estar bien :D
    cariños por montones ñ.ñ
    espero esta semana andes super!
    te quiero <3
    éxito en la u.!

    ResponderEliminar
  5. Vengo de tu antiguo blog, la verdad es que me alegro MUCHÍSIMO de que hayas tomado la decisión de cuidarte y pensar en tu salud. Te admiro mucho por ello.
    Yo justo hoy recaí con Ana, pero tu blog me dio fuerzas para combatirla un poquito. Te iré leyendo. No te rindas y sigue así por favor! tú puedes :) además, eres muy guapa!
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Creo que una nunca se recupera del todo, siempre queda algo ahí, esperando que caigas y blabla, me alegra saber que tu papá esta bien (primera ves que te leo pero me alegra de todas formas) es impresionante ver a chicas así, que han llegado a ese extremo, te entiendo, en el preuniversitario donde estuve le año pasado habia una chica que medía mas o menos 1.60 y pesaba no mas de 40 kilos y creo que eso es mucho y da nervios pero como dices tu también un poco de admiración. Espero ninguna de nosotras pierda el control. Te dejo un abrazo grande <3 Te sigo

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que sí te recuperarás del todo Mura y que lograrás no pensar en ello, recuerda lo que vos misma dijiste: vos sos las 3 personas!

    ResponderEliminar

Amies!